Scroll to top
© 2019 JARDÍN MÓVIL. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Soluciones Paisajísticas

Nidagravel

Placas Nidagravel

Las placas Nidagravel sirven para estabilizar grava, guijarros, piedra machacada y zahorra. Lo que permite que se pueda caminar y circular con un vehículo fácilmente sobre estos materiales. Se trata de placas de polipropileno extruido con alvéolos en forma de nidos de abejas. La cara interior está revestida con un geotéxtil poroso.

 

USOS 

Se puede utilizar para estabilizar grava en: accesos a garajes y aparcamientos, caminos y calles de jardines para peatones y ciclistas, azoteas …

 

TABLEROS ESTANDAR

Largo x ancho: 2400 x 1200 mm

Altura del alvéolo:        Nidagravel 130  – 30 mm

Nidagravel 140 – 40 mm

Tamaño mallas de los nidos de abeja: +/- 50 mm

Color: blanquecino

 

CARACTERÍSTICAS

  • Estabilización perfecta: fácil tránsito para peatones y vehículos rodados (incluso para sillas de ruedas).
  • 100% permeable. Drenaje perfecto de las aguas a lo largo de los alvéolos.
  • Geotéxtil: termosellado sobre el lado inferior de la placa (45g/m2) que limita el paso de malas hierbas.
  • Material flexible y ligero, se adapta a cualquier tipo de terreno.
  • Las placas pueden cortarse con la ayuda de un cúter o radial.
  • Rápida instalación, gracias al fácil manejo de los paneles.
  • Reducción considerable del mantenimiento.
  • Nidagravel puede ser reciclado y respeta el medioambiente.
  • Resistencia en compresión (a la rotura) ISO 844: Rellena ( según el tipo de granulados): Nidagravel 130:  >300 T/m2

Nidagravel 140:  >400 T/m2

  • Muy buena resistencia a los agentes químicos.
  • Resistente a los rayos UV y a las heladas.
  • La superficie de una placa es de 2,88 m2.
  • El geotéxtil que sobresale por los lados de la placa Nidagravel se coloca directamente bajo la placa vecina.

 

INSTALACIÓN

Es importante  consolidar la base sobre la que asentaremos las placas para evitar deformaciones o que se hundan por el peso de cargas.

El calibre de la grava utilizada no debe sobrepasar los 20 mm de diámetro, para lograr un perfecto asentamiento en los alvéolos.

Como consecuencia del asentamiento de gravas en el transcurso de los primeros días, recomendamos recubrir las placas con una capa de 2 cm de espesor, a fin de conservar 1 cm. con el paso del tiempo, de forma que las placas no sean visibles.

Las placas pueden colocarse en pendientes de hasta 15%  sin ningún anclaje mecánico

 

MANTENIMIENTO

Aconsejamos que se compruebe regularmente la capa superior de grava (1 a 2 centímetros) sobre los tableros. Esta capa tiene como función evitar el contacto directo entre los usuarios y los tableros Nidagravel y de hacerlos invisibles.

En el período que sigue a la colocación de Nidagravel, la grava se hunde por compactación natural y se corre el riesgo de que haga aparecer los tableros. En tal caso, deberá añadirse una capa suplementaria de grava por razones estéticas y prácticas.

En caso de un uso frecuente de la superficie, aconsejamos igualar de forma regular la capa superior con un rastrillo.